Imagen @wyd_en

El Cardenal de Cracovia plantea a los jóvenes tres preguntas existenciales

El Cardenal Arzobispo de Cracovia Stanisław Dziwisz, durante la homilía de la Eucaristía de apertura de la Jornada Mundial de la Juventud celebrada en Cracovia (Polonia), se ha dirigido a los miles de jóvenes que se dieron cita en el parque Błonia.

Jornada Mundial de la Juventud Cracovia 2016

La ceremonia, pese a la amenaza de lluvia, estuvo marcada por la alegría. El coro y la orquesta entonó con gran solemnidad las notas de la Misa de Juan Pablo II.

En su homilía, el Cardenal planteó a los presentes preguntas existenciales: “¿De dónde venimos?”, “¿Dónde estamos ahora, en qué momento de nuestra vida?” y por último “¿A dónde vamos y qué queremos llevarnos con nosotros?”.

Ante la mirada atenta de los jóvenes, en un ambiente de silencio y recogimiento, el Card. Dziwisz trataba de dar algunas pautas para responderlas.

Captura de pantalla 2016-07-26 a las 17.44.51

¿De dónde venimos?

Recordaba la diversidad cultural, la universalidad del encuentro caracterizada por experiencias, tradiciones y lenguas diferentes. Ha resaltado los contrastes de los contextos en que viven los asistentes: desde sociedades en paz hasta lugares de conflicto y de guerra, víctimas del terrorismo o “regidos por ideologías insanas”. De lugares donde los niños mueren de hambre y los cristianos son “brutalmente perseguidos”.

Ha recordado que cada cual llega con su experiencia particular, con sus temores y decepciones, pero también con los esperanzas y anhelos, con “deseo de vivir en un lugar más humano”. “Reconocemos nuestras debilidades pero, al mismo tiempo, creemos que ‘podemos todo en Aquel que nos conforta” -ha dicho el Cardenal-.

Jornada Mundial de la Juventud Cracovia 2016

¿Dónde estamos ahora, en qué momento de nuestras vidas?

“Él es el que nos ha traído hasta aquí” -manifestaba el Arzobispo de Cracovia- y “está presente entre nosotros, nos acompaña como a los discípulos de Emaús”.

Invitaba a los jóvenes a encomendar a Cristo sus problemas, miedos y esperanzas.

¿A dónde vamos y qué llevaremos con nosotros?

La JMJ será un encuentro breve, pero será una experiencia espiritual intensa y, desde un punto de vista físico, exigente -aseguraba-.

Ha adelantado a los jóvenes que durante los días del encuentro es probable que tomen decisiones importantes, tal vez nuevas metas. Añadía: “Quizás escuchemos claramente la voz de Jesús que nos dice que dejemos todo y lo sigamos”.

La segunda parte de la pregunta ha preferido no adelantarla y ha invitado a los presentes a compartir su tesoros más preciados: la fe, la experiencia y la esperanza.

Jornada Mundial de la Juventud Cracovia 2016

Antes de concluir deseando a los jóvenes que pasen unos días de escucha en los que modelar el corazón y la mente, aprovechen la misericordia de Dios en el sacramento de la reconciliación y disfruten de Polonia.

Finalmente ha llamado a los asistentes a dar testimonio “de que vale la pena confiar en Él y que debemos encomendar nuestra vida”. “Abrid vuestros corazones a Cristo” -ha proclamado- y predicad que “ni la muerte, ni la vida […] podrá separarnos del amor de Dios”.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *